27.7.07

Matias Donnet



Este joven nacido el 18 de abril de 1980 en Esperanza, Santa Fe; tuvo la chance de ser el partícipe fundamental de un hecho histórico que jamás olvidará.
Surgido de las divisiones inferiores de Unión de Santa Fe, tuvo la chance de asentarse en Primera División y, mediante buenas actuaciones, llamar la atención de un poderoso del fútbol criollo como lo es Boca Juniors. Llegó al "xeneize" para la temporada 2002/2003 y fue alternando entre titular y suplente hasta que llegó el día que lo marcará por siempre: el 14 de diciembre de 2003. Ese día el conjunto dirigido por Carlos Bianchi debía enfrentar en Yokohama (Japón), al temible Milán de Kaká, Shevchenko y compañía en la final de la Copa Intercontinental.
El santafesino cumplió su primer sueño al aparecer en el once inicial para sorpresa de muchos, y rápidamente se convirtió en uno de los jugadores boquenses que llevó más peligro al arco de Dida.
El partido se presento complicado desde el inicio y llegó al mayor quiebre emocional negativo para los hinchas de Boca cuando el danés John Dahl Tomasson tocó el balón suavemente ante la salida desesperada de Abbondanzieri para anotar el primer tanto del encuentro. La noche se presentaba más negra que nunca y el partido se tornó inesperadamente cuesta arriba.
Pero para fortuna de Boca, el empate no tardó en llegar. Una jugada por izquierda derivó en un rebote que capturó el mismísimo Matías Donnet, quien no tuvo más que impulsar la esfera de aire para, de sobrepique, introducirla en el arco y emprender así su carrera triunfal y sumergirse entre el verde cesped y la montaña de compañeros que enseguida cayeron sobre él. Luego el encuentro se definiría por penales y Boca se coronaría una vez más campeón de la Intercontinental, asegurando a Donnet un papel de heroe eterno.
Matías Donnet, había marcado otro gol importante en el partido que Boca derrotó a Arsenal en cancha de Racing por 2 a 1, abriendo el marcador en un partido muy trabado que luego derivaría en la conquista del Apertura 2003.

Luego, diversos conflictos contractuales y deportivos harían que quedará marginado del equipo por un tiempo larguísimo, hasta llegar al impopular fútbol estadounidense donde se le perdería el rastro. Más tarde retornaría al pais para vestir la casaca de Belgrano de Córdoba, equipo con el que hace poco tiempo descendió al Nacional B, división en la que no jugará por el momento debido a que acaba de firmar contrato con el necesitado Newell's Old Boys, con la incertidumbre de ver si le espera otro momento de gloria o un nuevo descenso.

He aquí, el gol de Donnet al Milán:

6 comentarios:

Esferico Balon dijo...

Muy buen blog, lo voy a incluir en mis links. Me viene a la memoria un gol de un tal Maydana de San Lorenzo a Huracán.
Un abrazo

CALIGULA dijo...

La verdad que Donnet no tiene el reconocimiento a la altura de su juego. Buen post.

Saludos.

Fantômas dijo...

Cuando vi la idea del blog dije "ya está, acá lo van a poner a Donnet".

Saludos Gabinho.

Anónimo dijo...

muy buen blog,me encanta.un saludo.

Vale dijo...

Matiiiii!! =(

Jajaja la verdad que muy buen post...

Fantômas tiene razón, quizás es el único gol que la gente recuerda de Donnet (la gente, porque el hincha no los olvida).

Además del gol a Arsenal (más suerte que mérito vamos a reconocerlo) está el pase milimétrico para que Colautti convirtiera el primero en dicho partido, no fue Mati quien "abrió el marcador" como posteaste...

Y además de esos goles tiene muchísimos más: a Lanús, a Estudiantes de tiro libre, a Cobreloa, a Racing, a Tiro Federal, etc etc etc.

Pero bueno, el gol al Mian fue el más importante, "El Gol de su Vida" y con el que millones de argentinos festejaron. Al menos se lo recuerda por algo bueno. La gente de Boca creo que está agradecida con Matías no sólo por ese gol, sino por todo lo que dejó en Boca y todo lo que no pudo demostrar.

Esperemos que en NOB pueda ser el mismo del 2003 y así estar nuevamente entre las figuras del Torneo.

Esté o no esté, yo lo voy a seguir admirando, no sólo por ese gol del 14 de Diciembre, sino por todo lo que es él: un gran jugador, excelente persona y sobre todo un ÍDOLO!

Vale =D

Anónimo dijo...

GRANDE MATI!!!!!
ojala vuelvas a boca y sigas festejando como tantas veces lo hiciste por aca :)

y me diste una razon mas para odiarlo a macri


muy bueno el blog
chau